Tratamiento de la hiperacusia

 

Dependiendo de si tiene hiperacusia o misofonía (o ambas), le recomendaremos la terapia de sonido de diferentes formas. Por ejemplo, alguien con hiperacusia se someterá a un procedimiento de desensibilización que introduce un sonido suave y de bajo nivel que aumentamos gradualmente con el tiempo para inducir un «endurecimiento auditivo»; la idea es desensibilizar gradualmente su sistema auditivo

 

¡Evite el silencio!

El silencio y la hipersensibilidad al sonido no van de la mano. Para lograr una mejoría con el transcurso del tiempo, debe ser consciente de los efectos colaterales de la hipersensibilidad al sonido y rodearse de sonidos ambientales. Evite el silencio, pero no se rodee de sonidos que no le gusten. 

Además, asegúrese de que la intensidad del sonido se encuentra dentro de su rango de tolerancia. Por ejemplo, encienda la radio y ajuste  el volumen a un nivel de intensidad suave canal de música. También puede reproducir sonidos ambientales durante la noche. Recuerde que los tapones para los oídos proporcionan más silencio. No utilice tapones para los oídos en entornos de sonido normales y silenciosos.

Estrés

Cuando crea que la hipersensibilidad al sonido le causa molestias, debe aparcar todo el estrés innecesario. El estrés y la hipersensibilidad al sonido no son una buena combinación. Revise los temas que puede dejar y los que no.  No asuma nuevas tareas. Sea persistente y diga no a las tareas que no se precisas de inmediato. Las preocupaciones solo agravaran el problema.

Reacción a la aparición del acúfeno

Evite el insomnio 

Asegurase de dormir bien todas las noches. Muchas personas que sufren hipersensibilidad a los sonidos, tienen problemas para dormir. La falta de sueño es un método de tortura bien conocido. Dormir poco o muy poco da lugar a que no estemos preparados ni mental ni físicamente. Durante un largo período de tiempo, el comportamiento de la mayoría de las personas se ve gravemente afectado por la falta de sueño.

Algunos pueden deprimirse tanto, que necesiten tratamiento para la depresión. No importa en qué situación nos encontremos, la falta de sueño empeorará la situación. Si tiene problemas para dormir, es importante que los solucione. A menudo, el insomnio está causado por otros trastornos, además de la hipersensibilidad al sonido.

Terapia sonora

Las personas que de modo súbito sufren de hiperacusia, atraviesan un período de estrés y ansiedad que le puede dificultar un sueño tranquilo. Dormir bien y reducir los niveles de estrés son muy importantes y, inicialmente, se necesita algún medicamento para ayudar a facilitar el sueño.

De los diversos catalizadores para el inicio de la hiperacusia, el ruido es el más común y prevenible. Evite los sonidos fuertes siempre que sea posible y use protección para los oídos cuando sea necesario.

La progresión de la hiperacusia es impredecible. En general, la tolerancia al sonido mejorará en muchos casos, pero el algunos puede empeorar. El único factor que se conoce que incide en la progresión o la regresión es la exposición continua a ruido de fuerte intensidad.

Muchos pacientes han visto una mejora en la tolerancia al sonido mediante el uso de generadores de sonido (audífonos con generador de sonido) que emiten un ruido rosa de banda ancha.

 

¿Qué es la terapia de reentrenamiento?

 En algunos casos, los síntomas de malestar desaparecen espontáneamente con el tiempo, y las personas pueden volver a realizar sus anteriores actividades. En otros casos, las personas con hiperacusia necesitan una evaluación y tratamiento profesional para mejorar la hiperacusia.

El método más común para tratar la hiperacusia es el uso de un programa de terapia de sonido basado en el trabajo del Dr. Pawell Jastreboff, neurofisiólogo, que estudió la hiperacusia a partir de la década de 1980.

Desarrolló el programa conocido como Tinnitus Retraining Therapy, un tratamiento para el acúfeno, y en el camino, descubrió que el uso del ruido de banda ancha también mejoraba los niveles de tolerancia en las personas con hiperacusia.

Terapia de reentrenamiento del tinnitus

La terapia de reentrenamiento (TRT) utiliza el sonido de banda ancha para restablecer una tolerancia normal al sonido. El sonido de banda ancha es un ruido de amplio espectro que cubre muchas frecuencias sonoras.

El sonido de banda ancha blanca es la culminación de todas las frecuencias de sonido. Sin embargo, el sonido blanco contiene la misma energía en todas las frecuencias, incluidas las frecuencias más altas.

El paciente con hiperacusia es muy sensible a las frecuencias más altas, como las de más de 8,000 Hertz. Para acelerar la recuperación de un paciente con hiperacusia, es importante que el paciente tenga una dieta auditiva de sonido muy suave que no incluya las frecuencias altas. La respuesta a esto se llama sonido rosa.

Si el paciente escucha suavemente el sonido rosado durante un período de tiempo determinado cada día, sus tolerancias mejoran y puede regresar a una vida normal.

 

Para el tratamiento de la hiperacusia se utiliza en un proceso similar a la vacunación: la aplicación de pequeñas cantidades de ¡ruido! Está científicamente demostrado que la aplicación constante de ruido en muchos casos, es capaz de reducir o neutralizar la hiperacusia.

 

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

La TCC puede ser una herramienta poderosa para replantear pensamientos y emociones en el tratamiento de la hiperacusia y tinnitus.

Es una forma común de terapia que se usa para tratar  trastornos como la ansiedad, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y fobias específicas, como el miedo a hablar en público o volar en un avión. 

La TCC se puede aplicar a la hiperacusia pidiéndole al paciente que defina detonadores de sonido específicos, como la bocina de un automóvil, y reformulando el sonido con una luz neutra o incluso positiva. En este ejemplo, el paciente cuestionaría la asociación negativa que tiene con escuchar la bocina de un automóvil, para comprender que la bocina del automóvil solo estará presente durante unos pocos segundos y luego se convertirá en neutral, proporcionando una medida de seguridad para alertar a otros que se acerca un coche (positivo).  

Al replantear pensamientos y creencias sobre un sonido específico, la exposición al sonido emocionalmente le afectará menos. La terapia cognitivo-conductual le permite recuperar el control de los pensamientos y creencias,  y, por lo tanto reduce el estrés.   

 

Este tratamiento es muy eficaz en pacientes, sin pérdida auditiva. El efecto de la terapia sonora se basa en la reducción de la amplificación de las vías nerviosas auditivas inducidas por niveles mínimos de sonido a través de  generadores de sonido. 

Después de unas semanas o meses de uso de los generadores, la reducción de la amplificación de las vías nerviosas auditivas da lugar a una disminución de la hiperacusia

Asesoramiento personalizado

La terapia cognitiva conductual  también se recomienda para pacientes con hiperacusia porque ayuda a desensibilizar los sonidos incómodos para que pueda vivir una vida más normal.

La terapia cognitiva conductual también puede ayudar a los pacientes con hiperacusia a lidiar con la ansiedad y la depresión que a menudo es un producto de su condición.  

  • La terapia de cognitivo conductual enfatiza las técnicas de relajación y atención plena que se ha demostrado que ayudan a los pacientes con hiperacusia a sobrellevar su condición.
  •  El Centro del Audífono le recomendara un terapeuta o psicologo con experiencia en el uso de TCC con pacientes con hiperacusia.

Tipos de terapia sonora

La terapia sonora para la hiperacusia requiere que el paciente escuche sonidos de bajo nivel durante largos períodos de tiempo para obtener la habituación. 

Con el tiempo, se deben implementar aumentos graduales de la intensidad del sonido  y/o duración del tratamiento con sonido junto con un refuerzo positivo por parte de nuestro especialista. Las opciones de terapia sonora para la hiperacusia incluyen las siguientes presentaciones:

  • Ruido continuo de banda ancha de bajo nivel
  • Música o sonidos ambientales.

Protección auditiva

Más importante aún, algunos pacientes con hiperacusia se sienten más seguros al protegerse los oídos a niveles de intensidad muy por debajo de los niveles de intensidad aconsejados para garantizar que no haya contratiempos adicionales por una nueva exposición al ruido.

Algunos audiólogos han expresado su preocupación de que la “sobreprotección” pueda crear otros desafíos. Sin embargo, hay varias opiniones sobre cómo lograr el entorno más seguro para los pacientes con hiperacusia.

Pero, recuerde que dado que el nivel de sonido en dB se clasifica en una escala logarítmica, el nivel de intensidad del sonido se multiplica por 10 con cada aumento de 10 dB (por lo que 95 dB es 10 veces más intenso que 85 dB).

 

Se puede usar protección auditiva para mitigar la incomodidad de la hiperacusia. Hay muchos tipos, incluidos tapones de goma espuma, silicona y personalizados

Comentarios de pacientes con zumbidos de oídos

Tuve una gran experiencia y ustedes fueron muy profesionales. Recomendaría el Centro del Audífono a cualquier personas con zumbidos de oído

Juan

Antes de ir al Centro del Audífono, apenas podía tener una conversación o dormir porque el tinnitus era muy intenso y molesto. Ahora, después de un año usar mis audífonos, mi vida ha cambiado por completo, y puedo  comprender la palabras y dormir. El Centro del Audífono ha sido de gran ayuda durante todo el proceso de habituación al zumbido de oído

Enrique

Estoy muy satisfecho con el programa de terapia de sonido que me ofrecen en  el Centro del Audífono. Ha marcado una gran diferencia al conseguir el alivio de tinnitus. Inicialmente, tenía mis dudas de que se pudiera hacer algo, pero estoy muy contento de haber tomado la decisión de obtener más información. Me encantan mis audífonos, realmente lo último en tecnología.
Carmen

Los profesionales del Centro del Audífono me ha salvado la vida. Tenía zumbidos y ruidos muy intensos en los oídos antes de visitar el centro. Estudiarón mi tinnitus y me adaptaron unos udífonos que mejoraron enormemente mi audición, pero también me ayudó a paliar mi tinnitus. Mis audífonos transmiten constantemente tonos musicales a mis oídos, para entrenar a mi cerebro a ignorar los zumbidos de los oídos. Al principio, pensé que estaba loca y que los tonos interferirían en mi vida. Chico, estaba equivocado. El sistema funciona, y ya no me molesta el tinnitus. ¡Gracias de nuevo al Centro del Audífono
María Jesús