Acúfenos y pérdida auditiva unilateral

 

 

CENTRO DEL AUDÍFONO

 

La hipoacusia o sordera unilateral, es la pérdida auditiva que se localiza en un solo oído, mientras que el otro oído presenta una audición normal. La hipoacusia unilateral produce dificultades para comprender el habla y sonidos en ambientes con ruido ambiental, así como, dificultades para determinar la localización de la procedencia de los sonidos.

Causas de sordera unilateral

  • Hipoacusia congénita
  • Neurinoma del acústico
  • Enfermedad de Ménière
  • Hipoacusia súbita
  • Traumatismos craneales

Acúfenos en la sordera súbita

 

Se suele identificar el zumbido unilateral como un pitido en oído derecho o izquierdo, pero siempre de forma unilateral, es decir, un solo oído

      En la pérdida auditiva unilateral, el niño o adulto tienen una audición normal en un oído y una pérdida significativa permanente en el otro oído. Esto se conoce como pérdida auditiva unilateral. Entre el 20 y 40% de las pérdidas auditivas congénitas (o pérdidas presentes al nacer) corresponden a una pérdida auditiva unilateral.

    Cuando hay pérdida auditiva en ambos oídos, se llama pérdida auditiva bilateral. Los efectos de la pérdida auditiva unilateral (pérdida en un oído) sobre el habla y el desarrollo lingüístico, por lo general, no son tan graves como los de la pérdida bilateral.

     Hay razones médicas para controlar la pérdida auditiva unilateral, debido a que la pérdida permanente de la audición a veces es una señal de que existen otras afecciones médicas importantes. Los niños con pérdida auditiva en un oído, tienen un gran riesgo de desarrollar una pérdida auditiva en el otro.

     Tanto con la pérdida unilateral como bilateral, es muy importante que al bebé se le realicen evaluaciones auditivas y médicas. Además, la audición de su hijo debiera revisarse en forma periódica para detectar posibles cambios.

    Los niños con pérdida auditiva unilateral tienen problemas para localizar la fuente de los sonidos. Puede que les cueste comprender el habla en lugares ruidosos. También es posible que tengan más problemas académicos, ya que puede que no escuchen al profesor.

     Los niños con pérdida auditiva en un oído pueden cansarse durante la jornada escolar debido a la dificultad de escuchar con una pérdida auditiva. Pueden ser buenos candidatos para audífonos o sistemas de amplificación en la sala de clases.